in

Kenzie Anne y su debut heterosexual e interracial

El inicio fulgurante de Kenzie Anne en la pornografía yanki, bajo la égida de la pomposa productora Vixen Media Group, delata que la modelo erótica de Penthouse y Playboy no es una simple divinidad humana sometida a los tejemanejes del fornicio en pantalla. Con años de experiencia en modelaje y teniendo un dominio absoluto de las redes sociales, la influencer ha eclosionado en un animal sexual mediático que desprende un intenso aroma a glamour de alta gama. Una diva con ínfulas de superestrella que conoce el valor del dinero por encima del flash de la cámara y que, a sus 28 años, refleja a la perfección el estilo decisivo, la estética elegante y cosmopolita que buscan en Blacked. Un florero muy caro con el que se entretiene el afroamericano Jax Slayher.