mascota web

Kenzie Reeves asaltada sexualmente en el aparcamiento

El otro día leí un artículo sobre psicología femenina donde decía que la fantasía sexual más recurrente en la mujer era la violación por parte de un desconocido. Sabiendo esto no es descabellado pensar que las mujeres se excitan con este tema tabú en la sociedad y por ello idealizan con un desalmado que las asalte en mitad de un aparcamiento para abusar sexualmente de sus cuerpos. Lo podemos ver en como se entrega voluntariamente a la violación Kenzie Reeves en esta escena simulada de BangBros. La humillan de todas las formas posibles, golpeando su coño, asfixiándola apretando su cuello, metiéndola en el maletero del coche… y a ella le gusta. No lo puede evitar, disfruta del forzamiento sexual y del sexo duro que le practican sin su consentimiento un hombre con gafas de sol, gorra y bandana para que nadie le reconozca. Por cierto vaya pedazo de coño que tiene.