in

Chloe Temple pierde la virginidad anal

Chloe Temple ha tardado la friolera de 3 años en dar el pequeño paso hacia el sexo anal. Una demora justificada por la dificultad implícita de agujerearse el ano al ser una fiel representante del perfil clásico de chicas pequeñitas de aspecto virginal. Razón de porque en su filmografía apenas poseía filigranas sexuales más allá de escenas suaves incestuosas, lésbicas y de masturbación. De cualquier manera la starlet de Cincinnati, a sus 23 años, se ha metido hasta la cocina del laboratorio de PervCity para dejarse ensartar en su primera escena anal de su carrera. Un fenómeno al alza en este tipo de adorables teens que saben que el tiempo es implacable y no quieren perder el tren de ceder su retaguardia.