in

Lacy Lennon se suma a la secta del matojo pelirrojo

La ambición desmedida del estudio Elegant Angel no conoce límites a la hora de exponer las más frondosas y bellas vaginas de la industria de adultos. Su serie pornográfica «Bush» es un magnífico escaparate de partes pudendas sin depilar en el que han sido expuestas velludas señoritas como Gina Valentina. No obstante, a pesar de ser buenos conocedores de que el vello púbico no es de adorno y tiene un alto poder de sugestión erótico, todavía les quedaba exhibir el famoso coño pelirrojo de Lacy Lennon. Y es que la flamígera pornostar es un manjar entre los exigentes gourmets que prefieren hacer cunnilingus entre pelos y fluidos. Después de todo, ver como una pelirroja pura sangre práctica sexo con su coño rojo a la vista es algo tan hipnótico que se acerca a una una experiencia religiosa.