in

Cuando la revista FHM desnudó a Laura Gadea

No es ningún secreto que cuando la influencer Laura Gadea (26 años) fue contratada como la nueva colaboradora de «El Chiringuito de Jugones» (Atresmedia) no fue por su inteligencia, ni por abultado currículum donde pone que es actriz, modelo y hasta presentadora de uno de esos casposos programas de juegos de azar que se emiten a altas horas de la madrugada. Así que seamos sinceros y admitamos que el mérito lo tuvieron sus generosos escotes en pantalla. De esta manera, la colaboradora rubia era un simple cuerpo y el puro estereotipo machista televisivo en un deporte que a día de hoy sigue siendo predominantemente de hombres.

La periodista pechugona sacó pecho (valga la redundancia) en el equipo de Josep Pedrelol al igual que lo hacía su predecesora, Irene Junquera, llevando la menor ropa posible y exhibiendo sus encantos sin tapujos para hacer subir la audiencia a lo más alto. Estrategia efectiva donde las haya incluso en tiempos modernos. De ahí que la revista FHM llamara a su puerta para sacarla en portada en una sesión fotográfica de lo más sugerente, es decir, en ropa interior o con lencería y desnudando su alma en una entrevista. Un reportaje central donde lució sus curvas de mujer y calentó los ánimos de sus seguidores.

Las redes sociales de esta madrileña están abarrotadas de fotografías eróticas en las que la vemos paseando por la playa vistiendo bikinis de infarto. Y siempre aprovechaba sus vacaciones durante los veranos para darse un refrescante remojón en la playa cuando era el periodo de descanso de la Liga Española de Fútbol. Algo que llamaba poderosamente la atención porque su evidente atractivo no puede ser pasado por alto por ningún hombre heterosexual.

Con todo lo dicho, es normal que en España se ganara el sobrenombre de «La chica del Chiringuito». Y es que Pedrelol no es tonto y supo elegir a una modelo de 90-60-90 con una apariencia de diosa nórdica para atraer al público masculino a su programa deportivo. Si bien es cierto que nunca tuvo un papel relevante en la tertulia deportiva, sus únicos quehaceres fueron dar voz a los comentarios que hacen los usuarios en las redes sociales («La Voz del Espectador»), Laura enamoró a la audiencia con su peculiar simpatía y físico increíble, algo importantísimo para animar a los perdedores tras un partido de fútbol. Porque ella era el verdadero espectáculo futbolístico.

Colaboradora Pedrerol Jugones