in

La decandencia pornográfica de Lena Paul

Los detractores de Lena Paul no paran de quejarse de que su Onlyfans apesta. La starlet con cara de ardilla apenas aparece en el porno profesional y sus días de gloria se esfumaron en el mismo momento que las drogas y el amor entraron en su vida. La maldita adicción a la monogamia. La pérdida de voluptuosidad y su bajo rendimiento sexual ha hecho mutar sus carnes a material flácido, claros signos de que camina por el filo de navaja. Por suerte o por desgracia, todavía sale a venderse a sí misma como un trozo de carne al mejor postor cuando le hace falta el dinero. Como ha hecho recientemente en Deeper, donde los derroteros moderados del glamcore salvan su dañada base de admiradores.