in

Avery Cristy continúa su peregrinaje anal

Hace medio año destapábamos el talento de la novata Avery Cristy mencionando su comodidad a la hora de tener sexo anal, una facilidad que la sitúa muy por encima de las típicas novatas frescas que debutan en la industria. Pero no solo la veinteañera nos ha dejado esta inconfundible huella sodomita, y es que el ritmo imparable que sigue Avery en la industria de adultos solo puede ser sostenido por productoras de primera fila de batalla, aquellas capaces de tener los medios técnicos para plasmar su centelleante sexualidad. Si en pocos meses cubrió eficazmente todo el espectro de Tushy, Blacked y Vixen, ahora continúa su peregrinaje anal en la filial de Tushy Raw, que ha visto poner el culo a una de las nuevas caras más prometedoras de este pandémico 2020.