in

La nueva normalidad de Little Caprice

Poco ha variado el rumbo profesional de la divina pornostar Little Caprice desde que fue premiada siendo la mejor pornostar extranjera de los AVN Awards 2020. Sosa, insípida, aburrida, soporífera… son los adjetivos que se nos ocurren cuando vemos la falta de actitud de la famosa starlet, y nos recuerda que el aspecto físico solo debería puntuar hasta cierto punto (lo verdaderamente calificable es el rendimiento sexual ante la cámara). Aun así, la diosa checa bendita por los caprichos de la genética, sabe erotizar una escena a la perfección con solo ejercer un rol femenino convencional. Su acentuada dulce belleza es suficiente para que Blacked haya vuleto a reclutar sus servicios y ponga ese toque glamcore por el que ha sido galardonada meritoriamente. Su nueva normalidad es la de siempre.