in

Más raciones dobles para la extremista Luna Lovely

Definitivamente el paso de Luna Lovely por la industria de adultos se está subestimada peligrosamente hasta el punto de que posiblemente nos estemos perdiendo una auténtica bestia del sexo de la talla de Adriana Chechik. Luna es una profesional como la copa de un pino y nosotros ya advertimos del terrible potencial para las dobles penetraciones que atesora su cuerpo plagado de intimidantes tatuajes. Y es que en su virtud recae también su desgracia: su estética agresiva de chica radical y su elección de arte corporal hace que contratarla sea muy difícil para la mayoría de las compañías y, por lo tanto, la cantidad de ofertas que recibe siempre será inferior al de otras mujeres que no tienen tantos ríos de tinta recorriendo la epidermis.

En cualquier caso, esta fanática de lo alternativo siempre ha ejecutado sus escenas con una fiabilidad a prueba de bombas, invitando a las múltiples penetraciones y demostrando un voraz apetito anal siempre que la dejan libre. Sus últimos trabajos en Legal Porno no solo demuestra con creces que es un diamante en bruto capaz de desmadrarse en intensas correrías sexuales, sino que también se merece un altar que rivalice con el de la Vírgen María, que menos.