in

Nelly Kent, la diosa de Bucarest empalada a lo Vlad Tepes

En JaqueMateAteos ya hemos mencionado que la actriz Nelly Kent está considerada como la 2ª mejor actriz porno de Rumania. Un puesto por detrás de la deslumbrante Alyssia Kent, que es la número uno, a pesar de no entregar su alma al sexo más extremo. Es en esta categoría donde Nelly gana por goleada a su compatriota, convirtiéndose en una starlet de ascendencia gitana que expande sus orificios tan al límite como su dilatada trayectoria (150 escenas y subiendo). Aunque fuera de sus fronteras, la estrella rumana acumula más de 300 escenas, también es reconocida por sus escenas de índole softcore. No obstante, y como hemos mencionado, es más conocida por recibir múltiples DP e intrusiones anales.

De hecho, se unió a la cruzada de Legal Porno y desde ese mismo estudio la han llamado a filas en 23 ocasiones para someter a su garganta a inclementes prácticas orales, conocidas por ser violentas y causar en las bocas de las chicas ríos de saliva derramados. Aquí, su impactante belleza es enterrada bajo un alud de violentas penetraciones, que minan su ano a una velocidad endiablada. Sin tregua.

Puede que su estilo gélido y poco emocional nos impida ver que por sus venas fluye la misma sangre del linaje de Vlad Tepes, pero después de ver estas brutales escenas a más de uno se le borrará esa imagen de refinamiento que destila (en apariencia es una supermodelo de lencería fina) y solo podrá ver una trabajadora insaciable de Europa del Este. Su despliegue sexual no defrauda.