in

Maddy May: el futuro de la sodomía estadounidense

Si hacemos caso a la votación de la mejor pornostar del 2021, la estadounidense Maddy May (27 años) se ha posicionado en una meritoria 4ª posición. Y decimos meritoria porque su desenvoltura en el ámbito del anal ha vuelto a poner de moda la jerarquía de la sodomía, temática desgastadísima en la industria pornográfica que inexplicablemente sigue acaparando amantes del género masculino. Eso sí, que no se le suba la fama a la cabeza por su reciente colaboración con Tushy Raw. No sería la primera vez que una actriz con mimbres de estrella se echa a perder por tener el ego por las nubes y convertirse en una odiosa diva. De momento, progresa adecuadamente y crucemos los dedos para que sus tatuajes no manchen su encanto.