in

Maddy May y Mick Blue: una versión porno sin editar

El galardonado actor Mick Blue lleva la friolera cifra de 20 años actuando ininterrumpidamente en la industria de adultos norteamericana. Con un bagaje de más de 4.000 escenas a sus espaldas, es un consumado maestro de la lubricidad fílmica y ha sido el partenaire masculino ideal de miles de starlets. Incluso a sus 45 años, el canoso austriaco de insaciables apetitos anales, sigue lanzando al mercado la serie «UNCUT», su afamada colección privada —va por la 5º edición— de sesiones sexuales sin censurar con las nuevas estrellas del momento. En este caso, le toca el turno a la prometedora Maddy May, que tendrá que lidiar con su erección incircuncisa durante treinta minutos sin censura.

Una follada naturista, alejada del sexo artificial de estudios profesionales, en la que no hay camarógrafo, ni equipo de iluminación, ni vestuario o escenografía. Solo Mick y una pornostar en la habitación de un hotel con dos cámaras especiales. Una de mano, para rodar al estilo POV y poner la acción en el regazo del espectador. Y otra cámara fija al otro lado de la habitación, la posición perfecta para una vista voyeurista que se aproxime a lo que un mirón podría ver si supiera dónde mirar.