in

El vicio interracial exacerbado de Maitland Ward

Dicen de la rojiza Maitland Ward que su incursión en el porno va más allá de usar su cuerpo como trampolín para planificar en un futuro cercano otras actividades profesionales como así hizo la expornostar Sasha Grey. Una afirmación que corroboramos después visionar su segunda 2ª escena interracial en la franquicia Blacked —junto a otra colorada como Bree Daniels— donde vuelve a demostrar que esa pasión a la hora de follar no era fingida (la primera vez ruborizó a los hombres blancos al hacerlos sentir inferiores frente al poder negro que la hacía estremecer). Espasmos, multiorgásmica, explosiones de placer y un vicio exacerbado que no puede ocultar su rostro es la demostración de que lo de la pelirroja es pura pasión por los negros. Una lástima lo de su cuerpo que nos produce sentimientos encontrados al haber adelgazado al extremo modificando sus tetas en algo flácidas, algo que sumado al hecho de ser una blancucha y que se mueva como un cadáver no ayudan mucho.