in

Vuelve a la vida «Men in pain», la sádica saga pornográfica de hombres sumisos

Durante la pasada década del 2000, la saga pornográfica «Men in Pain» del estudio Kink se coronó como una joya del BDSM más insurrecto. Fue la época en la que la sádica dominatrix Princess Donna dirigía el cotarro de Public Disgrace y Ultimate Surrender, así como aportaba su sinigual visión creativa a esta serie de dominación femenina hardcore. Uno de los primeros sitios dedicados al alternativo nicho del Fendom, donde despiadadas mujeres dominan, humillan, golpean e infligen el peor dolor a hombres sumisos. Es decir, torturados para su propio placer.

Todo esto lo decimos porque recientemente la pornostar Brittany Andrews, reciente ganadora del premio AVN «Favorite Domme Fan Award 2022», regresa a la silla de directora después de muchos años para reactivar la citada serie con una nueva ristra de escenas completamente nuevas. Escenas que, por cierto, son de tono muy oscuro y con una intensidad sadomasoquista que rozan la excelencia: castigo corporal, bondage, pegging, negación del orgasmo, sexo duro, estimulación de la próstata, sentarse en la cara… están todos en el menú.

Por lo visto, las escenas volverán a ser rodadas en la conocida mazmorra «Kink Island» (anteriormente llamada Ranch Island), una emblemática armería de San Francisco que en su época costó a su fundador (Peter Acworth) 25 millones de dólares. Todavía no sabemos que starlets colaborarán como mamporreras en las salvajadas vejatorias de Kink, pero estamos seguros que serán estrictos ejercicios solo aptos para personas de gran fortaleza mental.