in ,

Miko Lee y su anal para la eternidad

Corrían los primeros años del 2000 cuando la espectacular pornostar asiática Miko Lee (la única estrella de origen Chino de aquella época) apareció en el mundo hardcore de adultos para dejar caer un anal para la eternidad. Aun a día de hoy esta escena está considerada una de los mejores vídeos interraciales y una de las mejores sodomizaciones a una starlet oriental. Incluso teniendo los pechos operados, sus curvas y silueta no tenían parangón. Pocas mujeres gozaban de esa espectacular belleza natural y de esa morbosidad delante de las cámaras. A diferencia de muchas otras actrices Miko realizaba toda clase de prácticas sexuales porque era una guarra de primera: gangbangs, tríos, dobles penetraciones, lesbianas, corridas en la cara y penetraciones profundas. Representaba a la élite del negocio.

Por cierto, el mandingo que la acompaña en esta obra maestra llamada «Up Your Ass #18» es la leyenda Lexington Steele.