Monique Symone rompe tabús a pollazos

En el mundo del porno la integración racial ha roto tabús. Antes, en la américa segregacionista, las actrices negras quedaban encasilladas según su color de piel en producciones de menor calado. Nunca tenían la oportunidad de alcanzar la fama por cuestiones racistas. Afortunadamente, el panorama ha cambiado radicalmente en la actualidad, pues cada vez más hay señoritas afroamericanas compartiendo plano junto a un montón de chicos blancos. Es el caso de la siguiente escena de Devils Gangbangs que tiene como prota a una negra Monique Symone interviniendo en una gangbang racial que haría enrojecer a los supremacistas blancos. Más meritorio es su caso, pues no se trata de una chica con leves rasgos mulatos, sino una auténtica negra de tono realmente oscuro, cosa que hace todavía más difícil que entre en el porno convencional. Se puede decir que el tono de su piel ya no importa y si sus atributos y actitudes sexuales.


Más porno relacionado