in

Natalia Nix y la revolución estética de la nueva generación de latinas

En esta época donde la mayoría de jóvenes debutantes prefieren meterse los dedos en Onlyfans y engatusar a cientos de usuarios para que paguen las suscripciones, siempre son bienvenidas novicias como Natalia Nix (24 años), otra atípica puertorriqueña de genes estropeados —junto a Kylie Rocket ya son dos las latinas del mismo país de apariencia invertida— cuyo cuerpo es una elegante carretera de 1,70 m donde la delgadez y elegancia clásica son sus máximos distintivos. Parece que las nuevas hornadas de sudamericanas, en lugar de derrochar voluptuosidad cárnica, son espigadas, tienen piernas kilométricas y proyectan una imagen representativa de bailarina de ballet.

Un físico de formas exquisitas salido de Puerto Rico que por suerte ha escapado de los reducidos repertorios de las damnificadas por el parón mundial de la pandemia del coronavirus. Y es que Natalia rodó a destajo el pasado 2020, haciendo una carrera intensiva de 75 escenas en total a lo largo de estudios como Hookup Hotshot, Lubed, Tiny4K, Bang!, Devil’s Film, Team Skeet, Mofos y Girl Cum, entre otras.