in

El hechizo sexual de Nicole Aniston

La que tiene uno de los rostros más bellos de la industria, Nicole Aniston, lleva ya bastante tiempo sin rodar para los grandes y ahora está volcada en los vídeos autónomos que sube para sus fans desde su estudio homónimo. Lejos quedan sus mejores momentos en Vixen y compañía donde se dejó seducir por los números redondos que aportan las primeras veces sexuales (primer anal, primer interracial). Mucho ruido y pocas nueces sería el resumen de su carrera, una trayectoria que le ha faltado picante ya que nunca se quitó el sambenito de ese sopor absoluto que destilaba su actitud a la hora de follar. Aun así su imagen angelical hechiza a cualquier pornófilo y aunque aquel look teen de sus primeros años haya transmutado en una Milf intocable todavía guarda ese halo mágico que te atrapa y te impide desviar la mirada hacia otro lado.