in

Ninette, la madura que viene de Rusia

Ninette es la rusa madura de moda. Una MILF que pese a no cumplir los 45 años sigue luciendo cuerpazo dispuesto a follar para el porno. Luce canas, sus tetas empiezan a caerse y su coño es grande por haber parido, pero sus ganas por el sexo están intactas. Su especialidad son los vídeos de incesto donde folla con jovencitos que se hacen pasar por sus hijos, como la Madre Rusia que con su coño absorbe a sus vástagos. Así es el alter ego que ha creado la pornostar Anastasia Romanov, una de las pocas supervivientes del holocausto comunista pornográfico y que vive para contarlo a través de su sexualidad. Curioso que después del orgasmo se tape la cara de la vergüenza, con lo que debe haber sido.