in

La española Pamela Sanchez, del mundo swinger al porno educativo

Nacida y criada en las mismísimas playas de Benidorm, Pamela Sanchez (31 años) ha sido uno de las pocos ejemplares de pornostar española que ha salido de Alicante con notable éxito. Tanto que esta esteticien retirada se puede jactar de haber rodado con los mejores actores y compañías de renombre: Cumlouder, Fakings, MMM100, Kink, Reality Kings, Leche69, Evil Angel… por citar unas pocas. Una cosa está clara, algo debe de tener la alicantina para que los mismísimos Robin Reid y Nacho Vidal se la hayan pasado por la piedra. Y es que por lo visto Pamela, mucho antes de dar el salto profesional en Fakings allá por el 2011, era una asidua al mundo swinger, de esas que con su pareja liberal (un tal Jesús Sánchez) acude a castings en locales de intercambio.

Aquellas experiencias amateurs sentaron sus bases sexuales, tan profundamente efusivas y persistentes que sigue realizando shows eróticos en directo, stripteases y espectáculos en webcams para recordar sus díscolos inicios. Ya sabéis, de aquellos polvos estos lodos, auténticos barrizales como los del encontronazo con Nacho Vidal (le puso los ojos en blanco en —-), su escena sadomasoquista para Kink, y sin olvidarnos su facilidad para maniobras anales y DP en el porno europeo de primera clase Perfect Gonzo.

Algo impensable para una humilde chica que comenzó en el truculento sector de los castings porno amateur con su novio de toda la vida y terminó ganando un Premio Ninfa a la mejor actriz de 2015. Sin olvidarnos de sus actuaciones en salones eróticos y de la ingente cantidad de material amateur que atesora en su cuenta de Onlyfans, plataforma escogida para distribuir vídeos caseros que van desde lésbicos suaves hasta hardcore mainstream.

Mención aparte el proyecto personal de esta parejita alicantina llamado «Porno Educativo», un canal en PornHub destinado a educar sexualmente, sin tabúes, a los usuarios de la web a través de charlas de sexólogos, explicando los pormenores del sexo de forma explícita (el vídeo pajeando a un tetrapléjico vale su peso en oro). Para que luego digan que abrirse a las nuevas experiencias no abre puertas en este mundillo.