in

Paulita Moldes, una bonita sonrisa española del libertinaje

La pornostar española Paulita Moldes solo estuvo activa en la industria nacional durante el 2019, pero durante ese breve año fue una auténtica monada andante de infinita dulzura —el diminutivo en su nombre no es casualidad— que puso a miles de pornófilos a sus pies. No solo tenía una bonita sonrisa permanente que iluminaba todo su rostro, también hacía gala de un nivel de cerdez inaudito con todo lo relacionado con la simiente masculina (chupaba hasta la última gota de semen). Una combinación ganadora para una guapa starlet ibérica y herramientas que podían haberla hecho reinar durante lustros.

En su breve, pero intensa carrera, Paulita Moldes solo trabajó para Torbe y su querida productora Putalocura, llegando a grabar siete escenas para las series más conocidas del citado torbellino vasco: pilladas, parejitas, Creampie Gangbang, Spanish Glory Hole… El resultado de aquella colaboración con la sexy jovenzuela habla por si solo; más de 50 millones de reproducciones en XVideos. Números increíbles para una recién iniciada de 27 años que olía a timidez por todos los poros de su suave piel.

Una lástima que esta maravilla natural, que se convirtió en tiempo récord en una nueva sensación del porno español, se retirara tan rápidamente y no dejara a la comunidad saborear su dulzura. Nuestras sospechas nos hacen pensar que solo quería follar por la pasta y desaparecer, porque estaba claro que tenía un futuro increíble.