in ,

Los delirios afroamericanos (y grupales) Hazel Moore

La piel blanquecina y sin mácula de Hazel Moore fue mancillada interracialmente en aquella escena de Blacked donde los actores Jax Slayher y Pressure la empalaron con una doble penetración. Un tridente infalible que puso sus carnes pálidas en el mapa pornográfico y sentó lo cimientos para que, en el verano del 2021, se atreviera a zamparse su primer ramillete de pollas negras. La sílfide lactescente nacida en Nueva York se pegó un auténtico festín de carne afroamericana en un gangbang filmado por la filial Black On Blondes, de Dogfart Network. Una escena en la que su esfínter rosado albergó a un ejército de sables y batió récords de audiencia al humillar, por comparación, a la mayoría de veinteañeras hambrientas de esta generación.