in

Penelope Cross consigue triunfar en el porno de EE.UU

Hace escasos meses narrábamos orgullosos el meteórico ascenso de la española Penélope Cross al penetrar en territorio Blacked y dar el pistoletazo de salida a lo que llamamos el tour Lansky; grabar en el exclusivo circuito cerrado de las productoras del exdirector pornográfico francés Greg Lansky (Tushy, Vixen, Deeper…). Por fin le están abriendo las puertas al otro lado del charco y reconociendo abiertamente que es un talento emergente de talla mundial. Tanto les ha gustado que acaba de volver a protagonizar un intenso interracial en Blacked Raw con dos afrosementales de máximo nivel: Freddy Gong y el también español Jesús Reyes. Eso sí, desprovista de su conocido patronímico «Cum» (recordemos que ahora se apellida Cross), apellido artístico horroroso donde los haya.