in

Purple Bitch: la hegemonia del cosplay porno

La famosísima camgirl conocida como Purple Bitch domina PornHub con pelucas de neón, lentillas de colores y disfraces atrevidos inspirados en personajes de manga japoneses. Parte cosplayer, parte reina anal del inframundo amateur, el fenómeno ruso de 25 años ya no es uno de los secretos mejor guardados de la industria para adultos, quien en diciembre ganó sus dos primeros premios Pornhub: Mejor actriz de cosplay y cosplayer favorita del público. Al cierre de esta edición, era la estrella porno número 40 del mundo en Pornhub —Nro. 6 en el sector amateur, con más de 140 millones de vistas de video y más de 700.000 suscriptores en su canal.

La «Perra Púrpura» se ha convertido en un elemento fijo de cualquier decálogo de cosplayers pornográficas que chupan de la teta del hentai. Una correligionaria de Indigo White y My Cherry Crush al ser una maestra del disfraz erótico que tiene a sus pies a una legión de fanáticos de todo el mundo. Fieles seguidores que conocen al dedillo sus marcas de identidad: pezones perforados, tendencia exhibicionista, sexo anal enérgico, masturbaciones con juguetes de plástico grandes y mucho contacto visual con la cámara.

El delirante sexo anal de Purple Bitch

Con el paso de los años, Purple Bitch (antiguamente conocida como Lure Lady) fue creando su propio estilo: shows brillantes, huracanados, únicos… Despuntando del resto de trabajadoras sexuales de las webcams. Teniendo pequeños detalles como el de adoptar a un mapache que puso de nombre Kuzya. Pero lo que de verdad venera con devoción su público son sus sobrenaturales habilidades anales (DP incluidas). Unas capacidades anales que pueden albergar hasta los fistings más profundos con todo tipo de consoladores, butt plugs y dildos en su recto.

El cosplay de PornHub: un reino pujante

El cosplay erótico se ha convertido en una parte muy suculenta del mercado de PornHub. Un bocado muy apetitoso por camgirls sin tabús que han crecido al albor de los OVA hentai y no dudan en combinar este arte japonés con el solitario mundo de las webcams eróticas. Son estas alumnas aventajadas del disfraz las que acaparan buena parte de los vírgenes, chicos que prefieren pagar estos shows con su salario laboral antes que acudir a los servicios de una prostituta.

Los disfraces eróticos de Purple Bitch

La moscovita Purple Bitch no solo es una performer emprendedora y creadora de su propio material amateur, también es una personalidad destacada por combinar su talento para vestir disfraces con su desparpajo sexual. Logra recrear personajes de ficción con un nivel de perfeccionamiento altísimo, con una sensualidad desbordante sea cual sea el personaje de videojuego, manga, serie de televisión, película de animación, que escoja representar.

Y es que la apasionante creatividad de esta expeluquera adopta múltiples apariencias con sus miles de disfraces: el Androide Nº 18 de Dragon Ball, Nier Automata, Tifa de Final Fantasy, Sakura, Uraraka, D.Va de Overwatch, Hinata Hyūga de Naruto, Yuno Gasai, Leeloo del 5º Elemento, Ava de Resident Evil… la lista es interminable, casi tanto como la laxitud de su esfínter.

«Mejor Artista de Clip del Año» de los Premios Altporn 2020

No nos olvidemos de que recientemente Purple Bitch también fue galardonada por los AltPorn Awards Winners. Unas estatuillas que si bien no tienen la cobertura mediática de los Premios PornHub ni el glamour de los AVN Awards, son distinciones que destacan por formar parte del sector de la contracultura y del sexo creativo poco convencional. ¡Ah! y cinco nominaciones para los Premios AVN 2021, incluida una como Mejor Nueva Estrella Extranjera.