in

Rocky Emerson encaja como un guante en el wrestling pornográfico

Que la pornostar estadounidense Rocky Emerson mida más de 1,90 m es un hándicap para encontrar compañías que quieran exponer su peculiar belleza (sin mencionar sus entintados corporales de abundantes tatuajes neogóticos que tampoco ayudan). Una estatura llamativa pero prácticamente inservible en el lado mainstream del porno. No obstante, el estudio de baja estofa Evolved Fights es un hueco en la industria que sabe sacarle provecho a su particular propuesta. Una zona donde son bienvenidas las actrices de anatomía contundente, amazonas potentes, combinando sus gigantescos cuerpos con el fetiche de las peleas sexuales. Una especie de competición MMA de Wrestling erótico en el que hombres y mujeres combaten sobre el cuadrilátero y el ganador se folla al perdedor. Aquí la potencia física de Rocky tiene mucho que decir.