in

Roxy Risingstar, un rostro húngaro embadurnado de perversidad

Puede que sea la época más agitada del año en cuanto a starlets que quieren ser carne de cañón, pero Rocco Siffredi todavía encuentra tiempo para exprimir a los nuevos talentos que van entrando en tropel a la industria de adultos. Hace pocos días la leyenda italiana volvía a sus andadas en «Rocco’s Intimate Castings #49» donde se merendaba a una atrevida rubia procedente de la cantera húngara llamada Roxy Risingstar (24 años). Lo más sorprendente de todo es que este descubrimientos pornográfico ya llevaba nadando por el estanque 2 años ininterrumpidos desde que Pierre Woodman la desflorara analmente en 2019.

Puede que Rocco llegue tarde, o puede que el casting haya estado guardado en algún baúl mohoso, pero está claro que la sílfide del Este se ha dejado la piel rodando ante una figura de autoridad. Y si no nos creéis fijaos en sus asombrosas habilidades orales, una capacidad que domina a voluntad y la convierte en una de las rubias más peligrosas con las que nos hemos encontrado desde la sucia Megan Holly. Por lo de su rostro pícaro que destila ingenuidad y malicia a partes iguales.