in

Julia Channel, la francesa magrebí pionera del subgénero ‘beurette’

Julia Channel (también conocida como Julia Pinel) fue una pornostar europea advenediza enmarcada una época donde las mulatas de ébano no pululaban con tanta facilidad como en la actualidad; la década de los 90. Nacida en Francia, París, le debe su cuerpo a la genética por parte paterna, su padre era de Mali, y sus rasgos de etnia vienen directamente de la mezcla sanguínea entre un africano y una francesa. Todo un diamante en bruto de la cantera gala que durante casi 10 años se fue puliendo como pornostar en una trayectoria imparable. ¡Ah! sin olvidarnos que fue la pionera del subgénero beurette, francesas descendientes de inmigrantes magrebíes.

Como casi todas las actrices porno europeas, sus inicios fueron en el mundo de la moda y el posado de fotografías eróticas, en revistas como Playboy o Penthouse. El hecho de tener la piel negra le abrió muchas puertas en el mundo del porno vintage. Era un momento donde las mulatas tenían una merecida fama debido a lo exótico de sus rasgos, nunca vistos en el cine X del viejo continente. Su carrera transcurrió entre 1992-1996 y llegó a filmar 197 películas. Tremendamente voluptuosa. a pesar de no ser extensa en carnes. Lo tenía todo muy buen puesto, llegando a ser una de las primeras actrices porno francesas en lucir un cuerpo que podríamos llamar compacto y atlético.

Desgraciadamente, no obtuvo la fama merecida cuando emigró a Estados Unidos para ampliar horizontes en su carrera. Allí pasó a llamarse Lydia Channel, pero de poco le valió cambiarse el nombre ante una sociedad que todavía vetaba a las starlets mulatas en el mundo del porno. Y eso que llegó a ejecutar toda práctica sexual que le propusieran: dobles penetraciones, anales, corridas en la cara… Con el añadido de tener un impresionante culo prieto y definido. Sin un gramo de celulitis. Casi parecía esculpido en marmol.

Julia Channel se retiró del porno temerosa por el pánico de haber podido ser contagiada por un brote de VIH, la conocida enfermedad del Sida, que se dio en la industria del cine de adultos a finales de 1996. Personalmente, nos quedamos con una escena suya de la película «Les Rebelles». Por si queréis saber que ha sido de ella, en la actualidad, está inmersa en el mundo de la música, concretamente el Hip Hop, y ha sacado varios discos como cantante de este género.