in

La etérea «hysteria» lésbica de Stormy Daniels

El descaro legendario de Stormy Daniels consiguió que el mismísimo Donald Trump, expresidente de los EE.UU, tuviera con ella una noche loca de sexo. Ante semejante poder femenino es normal que la productora Wicked, con axel Braun a la cabeza, la quiera como embajadora de la marca para crear obras pornográficas como «Hysteria». Hablamos de un un thriller sexual con tintes sobrenaturales cuyo capítulo inicial está protagonizado por Aiden Ashley (criatura celestial educada en el lesbianismo) y Anna Claire Clouds (la del tatuaje planetario bajo sus pechos). Una historia con argumento que según la crítica es una de las escenas lésbicas (G/G) que más papeletas tiene para llevarse algún premio a final de año. La sensación etérea al comerse un coño está garantizada.