in

Victoria June se tiñe de dorada sexualidad

No sé a vosotros pero tengo la impresión que cuando una pornostar latina se tiñe de rubia pierde parte de ese encanto tan peculiar propio de latitudes meridionales. Le sucedió a cubana Luna Star en el 2017 cuando decidió cambiarse al look blondo y un año más tarde a Mercedes Carrera cuando ingresó en MomPov. Malas decisiones estéticas que, sin embargo, no influyen en el resultado final del conjunto a valorar. Nuestra Victoria sigue manteniendo como el primer día ese morbo sexual en sus facciones y su voluptuoso cuerpo continúa siendo un escaparate de belleza ubérrima, al menos para los adoradores de las pornostars con síndrome dismorfofóbico. Y en lo que se refiere a su dinamismo lujurioso sigue tan intensa y apasionada como de costumbre, ya sea de rubia o de morena con con solo su mirada sostenida nos induce un estado febril de altas temperaturas. Después de todo la sensualidad de la morena se lleva en la sangre.