Erika Lust: Fantasías de una sexóloga

No es un género cinematográfico nuevo. La aclamada directora de cine porno para mujeres Erika Lust ya lleva más de 10 años dirigiendo con su estilo contracultural que tanto la caracteriza. Un porno femenino construido por y para mujeres que solo podía haber salido de la mente de una progre sueca viviendo en Barcelona. Su ópera prima es “Confesiones de una sexóloga“, película rodada en el año 2003 siendo el punto de inflexión en el porno heterosexual enfocado a chicas. A través del metraje de su cinta, Erika consigue plasmar las reflexiones y pensamientos sexuales de los pacientes de una sexóloga con una naturalidad hasta ahora nunca vista. Un vivo retrato de la profundidad psicológica de las actrices protagonistas que para nada es aburrido y además nos permiten romper tabúes.

Traducción: Basura feminista subvencionada