in

Látex, fetichismos, bondage y perversiones sexuales, el sello personal de Scarlet Chase

Internet ha convertido a la independiente camgirl amateur Secret Crush en la superestrella profesional Scarlet Chase, su alter ego. Casi podríamos decir que estamos ante un extraño caso del Dr Jekyll y Mr Hyde, donde se invierten los papeles y son las chicas aficionadas las que terminan haciendo el trasvase al lado mainstream. Ahí están los precedentes de Sia Siberia Y Purple Bitch. Lo decimos porque meses después de que la señorita Scarlet liberara sus efluvios vaginales por Evil Angel, la compañía le ha concedido el honor de ser la creadora de su propia marca de películas.

Un sello personificado que se ha estrenado con la cinta «I’ll Be Your Latex Slave», en el que su espíritu se enorgullece de romper con los estereotipos a base de ropa fetiche, atuendos de látex, looks radicales, fantasías de bondage y pervertidas performances. Todo ello con una serie de juegos anales que enamoran a la audiencia.