in

Bamboo: la actriz franco-vietnamita olvidada del porno vintage

En los años 90 y primeros del 2000 solo hubo dos starlets francesas de raíces asiáticas que se inmiscuyeron exitosamente en las filas del porno americano. Una de ellas fue la conocida franco-asiática Katsuni (ya hablaremos de ella a su debido tiempo) y la otra fue la tristemente olvidada Bamboo (también llamada Bam Boo, Bambù o Jade Bui). Y decimos tristemente porque fue una actriz con unas capacidades sexuales inauditas para aquellos locos comienzos del siglo XXI. Incluso carecía de escrúpulos cuando se trataba de rodar expediciones sexuales en mitad de gangbangs interraciales.

La pornostar franco-vietnamita (Paris, 1974) hizo apariciones estelares en el nicho del hardcore gracias a su pasado descarriado como estríper y escort de lujo en la Francia de la década de los 90. Sus servicios estaban bastante solicitados por el exotismo de sus rasgos, sobre todo por sus impecables pechos operados que le estilizaban más todavía su figura oriental. Toda ella estaba impregnada de un aire elegante y de distinción muy buscados en aquellas producciones refinadas de Andrew Blake, que sentaron las bases del actual glamcore.

La francesa, de ascendencia vietnamita, poseía un físico estilizado e irradiaba un aura tan sofisticada que imprimía escenas con acento francés. Su legado al porno llegó a romper convencionalismos como la creencia de que una mujer oriental teniendo sexo con negros era algo racista. Su carrera transcurrió entre 1998-2009 y dejó más de 220 películas para la posteridad, trabajando además de directora entre 2006 y 2007. Su película más recordada posiblemente sea «Gangland 27», el momento más doloroso de su carrera. Una cinta en la que sufre la mayor parte del tiempo, hasta llora y mira desesperada al camarógrafo.