in

Braylin Bailey: el descaro de las nuevas generaciones

La primeriza Braylin Bailey (21 años) no es una nueva modelo erótica del montón proveniente de la agencia Hussie Models, la principal cantera de chochitos de California y Florida. Estamos ante un espécimen único en su especie, y no lo decimos solo por ser una virginal rubia natural de sonrisa divina cuyas carnes tienen las interioridades de color rosado (vosotros ya sabéis lo que queremos decir), sino más bien porque tiene inoculado el descaro propio de las nuevas generaciones. Nos referimos a esa insolencia característica de chicas que han normalizado el sexo y lo ven algo tan natural que confiesan ante la cámara de Net Video Girls que quieren poner los cuernos a sus novios. Una mentalidad muy similar a la de Blake Blossom en sus inicios, que llamó a su madre momentos antes de ser follada brutalmente en un casting porno. Apoteósico.