in

Britney Amber debuta en el porno interracial refinado

Resulta de lo más chocante que una pornostar como Britney Amber, experimentada fémina en sexo grupal con afromericanos que llegó a rodar en exclusiva con carne negra, jamás haya pisado el set de rodaje de la productora Blaked, el epicentro del porno interracial. Una ausencia del todo intolerable que gracias a escuchar y atender los reclamos del aficionado pornófilo medio parece haber sido subsanada con un debut a la altura de esta estrella que lleva más de 10 años rodando a destajo. Ahora su impresionante cuerpo que ha ido moldeando con ejercicio físico y ayudas del bisturí tiene la oportunidad de dar un salto cualitativo para adaptarse a la corriente ideológica del estudio de usar actrices quemadísimas en prácticas sexuales extremas y de profusa actividad carnal en lugar de tanta joven europea debutante. Atentos a su descuidada parcela púbica, un punto estético al que no estamos acostumbrados en este sello que lo cuidan todo al detalle.