in

Jane Wilde, otra pequeña amante del anal salvaje

Continuamos obsesionados con desmenuzar, pieza por pieza, el delirante showcase de Evil Angel «Little Anal Lovers» en el que el veterano director Patt Myne reúne a un elenco de pequeñas princesas sodomitas —requisito indispensable 1,50 metros y 50 kilos de peso— que se divierten sexualmente con sus anos lubricados con aceite. Si la primera vez dimos pábulo a la tatuadísima Joanna Angel ahora le toca el turno a la salvaje norteamericana Jane Wilde, una de las pornostars de mayor renombre en cuestiones anales, tanto por su inaudita capacidad de aforo rectal como por su gusto de sentirse maltratada en rachas de penetraciones. Ramon Nomar será el actor al que le confíen la tarea de clavar el aguijón en lo más profundo de sus entrañas.