in

Danny D contra la presencia física demoledora de Stacey Saran

La productora canadiense Brazzers es famosa por sus sketchs cómicos, pero la compañía también sabe cuándo hacerse a un lado y dejar que el poder de las estrellas tome el control. Especialmente cuando el protagonista es el actor Danny Dong (Danny D), que prosigue impasible su particular masacre vaginal con su rabo de 25 cm, con el que parte en dos a cada actriz que se le pone por delante. Esta vez el semental británico tendrá un cara a cara con una de esas pornostars que suelen habitar en segunda fila de su mastodóntico catálogo de estrellas europeas: Stacey Saran.

Aunque en JaqueMateAteos ya hicimos las presentaciones oportunas con la starlet, muy poco pornófilos conocen el nombre de esta señorita que se alza como un monumento a la cirugía estética. Conocida también como Antonia Deona, es de Cardiff y a sus 42 años está claro que se ha subido al carro de las rubias con tetas falsas que exudan chonismo y extravagancia por cada poro de su piel; el típico perfil de mujer sin clase que se se maquilla como si se hubiese disparado una escopeta de tinta delante de su cara.

Su presencia física demoledora, del todo artificial, hace pensar que no le costará seguir al pie del cañón durante una larga temporada sin que le falta trabajo. Así que aprovechemos su presencia para echar por tierra el cliché de que los negros la tienen más grandes y comprobemos si el descomunal rabo del rompe mandíbulas judío cabe entre sus piernas.