in

Un polvazo sin estridencias con Davina Davis

El estudio PornFidelity es de los pocos baluartes que escapan a las estridencias técnicas y visuales que han asolado el porno mainstream. El CEO de la compañía, que no es otro que el actor y director Ryan Madison, ha mantenido a raya el sexo filmado pretencioso, monótono y con aires cinematográficos pseudoartísticos (Deeper es un ejemplo de lo que hablo). De hecho, si algo se puede sacar en claro de sus rodajes es que siempre saca las mejores chispas de las actrices invitadas, auténticos polvos salvajes, aunque se trate de pornostars a las que no se les puede exprimir la fama como Davina Davis. Una prueba de fuego par una starlet que, a pesar de tener un culo aceptable, desde sus inicios en 2015 ha seguido una trayectoria del todo intermitente, con más altibajos que una montaña rusa, cambiando constantemente de agencias de representantes, de nombre artístico (también se la conoce como Addison Ryder o Dacia Maria) y dando tumbos sin rumbo fijo.