mascota web

Dos tetudas al servicio de un lolito

El éxito de Jordi El Niño Polla ha hecho que crezcan como esporas clones de este perfil juvenil de actor porno. Conor Coxxx es un ejemplo de ello, un tirillas con un miembro viril que no le corresponde. Una versión perfecta para un enfrentamiento con dos auténticas pesos pesados en la morfología de la teta: Alura Jenson y Karen Fisher. El tamaño de ambas starlets es aterrador comparado con el cuerpo del lolito. La estampa es de lo más buscada en este tipo de porno donde la experiencia de las tetonas conjuga de forma magnífica en esta versión inversa masculina de la jovencita de toda la vida. Su aspecto no es del todo agraciado y su físico roza la obesidad, pero se perdona viendo el tamaño de sus ubres y lo bien que las usan.