in

Emily Willis contra el mazo de Dredd

A la jovial Emily Willis le han colgado la vitola de ser la nueva Riley Reid por haber debutado en el porno siendo tan joven, hermosa, natural y atrevida como la otra pornostar. Un atrevimiento que ya demostró en sus inicios con la super polla de Danny D y visitando la casa de Bryan Gozzling «HookUp HootShot» con todo el sufrimiento que conlleva. Ahora vuelve a demostrar su valentía a la par que aprovecha para derribar el tópico de fiarte de la apariencia de una pornostar (siempre le acompañarán su mirada ingenua e inocente y aspecto adolescente), pues Jules Jordan la ha enfrentado al juez Dredd, que de impartir justicia sabrá poco, pero su mallete destroza cualquier coño que se le ponga por delante.