in

James Deen destroza los agujeros de Emily Willis

No es ningún secreto en los círculos pornográficos que el famoso crápula James Deen no tiene ningún tipo de respeto por el cuerpo de las pornostars. Desde su productora Analized matiza su falta de consideración con la idea idea nada inocente de hacerles sufrir de lo lindo con la sodomía, razón de porque el consentimiento por parte de las actrices, a juzgar por sus rostros de dolor, se pone en duda. Por suerte, a una guerrera consagrada como Emily Willis que juega en su propia liga (reina del interracial y del gonzo oleoso), no le achanta esto de las penetraciones intensas e inclementes. Ella ha venido a amenizar la sesión de sexo para seguir cultivando su faceta anal, y aunque su reducido físico la limitaba en un principio a tener una carrera efímera, ahora sabemos que compensa muy bien sus escenas con su garganta, sexo anal, y morbo de jovencita.