in

Recordamos el desnudo de Erika Sanz, la maciza de «UPA Dance»

La popular serie de Antena 3 «Un Paso Adelante» (UPA) se estrenó en la televisión española con un éxito arrollador y tuvo una acogida tan positiva entre el público adolescente que pronto se convirtió en un fenómeno sociocultural sin precedentes. Su secreto no era otra que poner a bailar a un elenco de señoritas buenorras y actores con tableta de chocolate mientras nos narraban sus vivencias en la escuela de arte Carmen Arranz. Entre sus protagonistas se encontraba Erika Sanz, una actriz secundaria con poco peso interpretativo, pero que sin embargo era la maciza del grupo. Y es que Erika era la bailarina más voluptuosa, más sexy y la que mejores tetas tenía de toda la academia de baile.

Como íbamos diciendo, las actuaciones de Erika Sanz no tenían tanta importancia como las del resto del reparto de la serie, donde destacaban principalmente la tímida Beatriz Luengo, la tabla de planchar Dafne Fernández, la pelirroja Silvia Marty, la sevillana Mónica Cruz o la potente profesora Beatriz Rico, sex-symbol español de toda una época. Sin embargo, los telespectadores la ficharon rápidamente por sus curvas, por sensual forma de bailar y por su peculiar pelo rosa de varios colores.

Nacida en Valencia (Gandía) en el año 1980, Erika Sanz aprendió a bailar desde muy jovencita y se interesó por el mundo del arte dramático. Se podría decir que reunía las características ideales para ser candidata perfecta para cualquier producción de ficción en el que hiciera falta mucha hormona juvenil y poca vergüenza.

Después de terminar con la serie «Un Paso Adelante», la artista desapareció de la televisión pública durante varios años. Al menos de forma notoria. Solo se le vio el plumero en papeles secundarios del montón en unos pocos capítulos de las series «Águila Roja» (interpretando a Inés), «Aída», «SMS» o «Mis Adorables Vecinos», junto a la humorista Paz Padilla. Sin desmerecer su interpretación en «Tierra de Lobos», donde vemos a una Erika Sanz practicando sexo en una escena de cama. Eso sí, su desnudo más explícito siempre será el que protagonizó en «Supervillanos», filmado cuando La Sexta empezaba a emitir en 2005.

El erótico Instagram de Erika Sanz

Para paliar su falta de visibilidad profesional, Erika Sanz abrió una cuenta en Instagram mediante la cual se comunica con sus miles de seguidores. La red social le ha permitido seguir siendo un rostro popular España y seguir viviendo de su pasado como bailarina erótica en UPA. Y es que sabe muy bien cómo acaparar miradas y ser el centro de atención subiendo selfis, fotografías en bikini o con cualquier prenda que erotice su potente físico, especialmente su impresionante culo. Aparte, tiene una web personal llamada ErikaSanz.com donde explica porque se dedica al mundo de la interpretación.

Si la seguís de cerca sabréis que aquello es todo un espectáculo narcisista donde la actriz española sube capturas suyas en tanga, transparencia de sus pechos, maillots, y lo que sea por tal de excitar al personal. Y no nos olvidemos de que Erika Sanz protagonizó desnuda una sesión de fotos para la revista Maxim, en su época de máximo apogeo de fama. Su fotogenia siempre fue su punto fuerte y fotógrafos como Joanvi Mise o Daniel Smith se interesaron por retratar su belleza en fotos eróticas de la forma más sexy.