in

Ivy Wolfe y Zoey Taylor: la sensualidad de dos jóvenes lesbianas

Ivy Wolfe, la pornostar de apellido licántropo, vuelve al escenario pornografíco después de un tiempo apartada del negocio por motivos personales. Ha sido el estudio Vixen quien ha resucitado a esta loba del porno que devoraba a sus partenaires con la ayuda de su ninfomanía salvaje. Los motivos de esta decisión saltan a la vista. Hace dos años este animal sexual fue nombrado ángel de Vixen y logró, junto a Janice Griffith, ganar el premio a la mejor escena lésbica del 2018 por el vídeo «After Dark«. Ahora, el sello de Lansky vuelve a contratarla con los labios inflados para buscar el mismo objetivo con una escena sáfica de alta factura técnica con Zoey Taylor. Esperemos que le sirva de algo el regreso bollero.