in

Jia Lissa abre su esfínter anal por segunda vez

En septiembre de 2021, la todopoderosa compañía Tushy tiraba la casa por la ventana regalándonos el primer acto de sodomía de Jia Lissa, la mejor moscovita que ha pisado la industria porno de Europa del Este. Un debut anal que no ha vuelto a repetir, pero que permitió a la dama de cabellos flamígeros catapultar su fama por el universo de adultos y conseguir formar parte del selecto club «Vixen Angels», así como ser nominada en los próximos AVN 2023 a «Mejor Actriz Extranjera del Año» y «Mejor Escena de Sexo Lésbico Extranjera».

Sin embargo, estaba claro que que aquello no había acabado y que Tushy planeaba exprimir mucho más el privilegio de ser el primer estudio al que la diosa de ojos celestes y piel lechosa impoluta ofrecía el esfínter trasero con fantásticos resultados. Hace unas semanas, la hermana bastarda de la productora (Tushy Raw) volvió a exponer su inmaculada cara para que protagonizara el regreso al placentero mundo del bombeo trasero, su 2º anal en su filmografía. Una escena rodada en el corazón de Budapest a finales de abril, nuevamente con Christian Clay, el mismo actor que ya le sacó rédito al agujero de su culo hace un año.

Eso sí, en esta ocasión han sabido sacar mayor provecho a ese glorioso y anhelado orificio que nos ha estado vetado durante más de un año. Una escena que nos deja boquiabiertos por las conversaciones sucias, las posturas sexuales, el plug anal en la introducción y esos golpes duros inadecuados en esta época de lo políticamente correcto. Con esta segunda venida culera, la guapísima starlet nos brinda una garantía tácita de que le ha cogido el gustillo al asunto y sin palabras nos dice que, si nada se tuerce, vamos a tener oportunidad de verla ensartada por detrás muy a menudo.