in

Alianza ruso-rumana en los agujeros de Karmen Karma

Parece que el baúl de los recuerdos del estudio Jules Jordan es tan profundo que tenían perdido por el fondo una doble penetración de Karmen Karma rodada en 2018. La diva tatuada de Michigan se convirtió automáticamente en una de las performers más voraces del anal cuadno se desató sexualmente en su obra cumbre: «Karma’s a Bitch», un showcase que supuso su debut para esas primeras veces tan deseadas por los pornófagos (interracial, penetración doble y sexo rectal). Desde ese mismo momento ha dejado en su historial una huella imborrable con su estilo fetichista y su estética alt-porn, pero lo más importante es que su actitud, sus gesticulaciones, sus gemidos y su característica actitud de guerrera del sexo es capaz de crear alianzas internacionales juntando en una misma escena al hijo pródigo de la madre rusia, Markus Dupree, y el rumano sesentañero Steve Holmes.