in

Kay Parker, protagonista absoluta del clásico del porno «Taboo»

Mucho antes de que el término MILF se acuñara en la industria de adultos moderna como categoría propia (fue gracias a la película «American Pie», 1999), la británica Kay Parker dio vida propia a este neologismo erótico gracias a su magnífica interpretación en la inmoral serie «Taboo»: su papel más icónico y película que le dio todo el prestigio por hacer de una madre que se folla a su verdadero hijo. De esta manera, la mítica pornostar puso los cimientos al género de las «stepmothers» (madrastras) y sin saberlo se convirtió en la primera MILF de la historia pornográfica y la inspiración original para el subgénero de juegos de roles familiares.

Con aquel VHS del estudio Standard Video, lanzado al mercado en 1980, se destapaban las fantasías sexuales más ocultas y los fetiches más inconfesables de los adolescentes nacidos en la cultura occidental (y también de hombres cuarentones casados) y encumbraba a Kay Parker a la altura de mamá que todo el mundo querría tener. Toda una pionera del género adelantada su tiempo que debutó a finales de los años 70, con 33 años, y continuó hasta los 54 años, después de rodar 122 cintas a lo largo de una carrera de más de dos décadas (1977-1998).

No obstante, en su abultada filmografía no se volvió a repetir un taquillazo como el que supuso la cinta de «Taboo», que marcó por segunda vez a la misma generación que creció viendo el proverbial film «Garganta Profunda» (1972). Y es que tuvieron que pasar 8 años hasta que Linda Lovelace dejó el testigo a Kay Parker con esta grandilocuente superproducción rebosante de pelos y fluidos. Uno de esos metrajes del triple equis que crearon escuela por apropiarse de guiones emocionales que rellenaban con morbo hablado las secuencias y pusieron la primera piedra a lo que sería la edad de oro del porno.

De hecho, a día de hoy todavía perdura en el imaginario colectivo aquellos tupidos felpudos maravillosamente ochenteros, actores con mostachos y actrices rubias con el vello púbico teñido de oscuro que exploraban el gran tabú morboso del sexo incestuoso, posiblemente una de las barreras morales que más ampollas levanta en la sociedad por generar un rechazo casi instantáneo.

En la actualidad, la saga de películas está compuesta por un total de 23 episodios hasta la fecha (de 1980 a 2007). Eso sí, Parker dejó el papel de Barbara en el undécimo capitulo y cuando se retiró por completo del negocio del sexo filmado, ya siendo casi en edad de jubilación y con un puesto honorífico en el Salón de la Fama AVN, aprovechó para contar su experiencia con su propia autobiografía: «Taboo: Sacred, Don’t Touch» .

Taboo I (1980)

Taboo II (1982)

Taboo III (1984)