in

La resistencia de una diosa caída: Keisha Grey

A Keisha Grey la dimos por muerta profesionalmente cuando resurgió del olvido hace unos pocos meses, por culpa de traer consigo una propuesta física mancillada por adornos cutáneos, de estética taleguera, y una notable bajada de curvas en sus pantorrillas. No obstante, el número de escenas que protagoniza es constante, a sus fans nunca les deja secos de nueva mercancía, y además, como si fuera un buen supermercado Lidl del sexo, siempre va diversificando el producto: comenzó hace medio año con un vídeo heterosexual normalito en Jules Jordan y amplió a las pocas semanas con una brutal secuencia de sexo anal interracial junto Dredd, el afroamericano con el rabo más mastodóntico de la industria de adultos. Hoy hace una parada obligatoria en el estudio Depper, un territorio que nunca había pisado y que pretende conquistar con las pocas armas de seducción que le quedan.