in

Kelly Oliveira, el sexo anal de una supermodelo de importación brasileña

La cantera iberoamericana vive sus mejores momentos desde que el mismísimo estudio checo Legal Porno está interesado en importar —en cantidades industriales— pornostars que vienen directas de la tierra de la samba. Y es que la última adquisición de estas latitudes de carnes exóticas se hace llamar Kelly Oliveira, una señorita brasileña que viene directa de la productora Brad Montana y cuyo imponente físico provoca taquicardias y dificultades respiratorias. Tiene 18 años, unas curvas simplemente deslumbrantes y un culo perfectamente representativo del poderío carioca (es oriunda de Rio de Janeiro) que se entrega sin rechistar a las penetraciones extremas. Sin ir más lejos, en su reciente colaboración con el Circo de Praga (AnalVids) ha sido sometida a un despiadado bombardeo anal que haría temblar a mujeres con mucha más edad.