in

Lya Missy expande su poder interracial

Cuando narramos los primeros pasos de la española Lya Missy hicimos hincapié en que se había establecido, con cierto éxito, en producciones interraciales rodadas por el equipo de la productora Private. Nada mal para una rubia de apenas 20 años de incisivos separados que pertenece a la banda tatuada de la mítica Juelz Ventura o Bonnie Rotten —la tinta fluye libremente por su piel—. Así que con semejantes antecedentes sexuales la atrevida barcelonesa no ha tardado en llamar la atención de Blacked, que recientemente han contado con sus servicios para que siguiera cultivando su faceta de acostarse con afroamericanos. Una etiqueta que esperemos luzca con orgullo en los escaparates más selectos del sector de adultos internacional.