in ,

La tetona Marta La Croft: sus comienzos en el porno español

A estas alturas todo el mundo debe conocer a la tetona malaqueña Marta La Croft, aquella actriz porno que se dio a conocer en Cumlouder hace 7 años por ser bendecida con unos implantes mamarios de tamaño XXL. De la nada, esta entrenadora personal a la que era imposible mirarle a la cara, se puso en la picota del panorama pornero nacional con una escena del «FolloVolumen» para más tarde representar un cosplay del mítico personaje Chun-Li, la luchadora china del vídeojuego «Street Fighter II». Un vídeo para enmarcar en la que con sus movimientos de combo hipnotizaba al género masculino por tener las tetas más genuínas de España. Por fin nuetro porno patrio tenía una delantera «Made in Spain» capaz de competir con las americanas siliconadas.

Chun-Li follando en Cumlouder

Con Nacho Vidal en «Stable Whore» (2013)

Incluso Nacho Vidal contó con la presencia de la recauchutada starlet para su película «Stable Whore», que traducido viene a significar establo de putas, título muy acertado.

Marta La Croft rodando porno catalán

El porno catalán tampoco se pudo resistir a sus encantos y ese cuerpazo adornado con unos pechos de tamaño desmesurado aparecieron en algunos vídeos semiamateurs de gran carga erótica.

Alexandra Sivroskya da el salto a BangBros y Brazzers

Más tarde, el éxito cosechado por su anatomía neumática eclosionó internacionalmente cuando se cambió el nombre a Alexandra Sivroskya —debió pensar que tener un apodo de rusa le traería fama— y fue contratada por las populares productoras yankis Brazzers, Evil Angel, Reality Kings, Mofos y hasta la conocida BangBros, en la que llegó a rodar una escena de «My Dirty Maids» en donde hace de pornochacha latina, como no.

Posiblemente su mejor momento profesional, cuando la voluptuosa andaluza saltó al otro lado del charco para emprender la etapa del sueño americano. A partir de aquí siguió rodando hasta 2019, año en el que se le perdió la pista.