in

Richelle Ryan arroja sus arrolladoras curvas a Manuel Ferrara

Algunos pornólogos consideraron que la voluptuosa Richelle Ryan dio un paso atrás en su carrera cuando se negó en rotundo a volver a practicar sexo anal después de su única escena sodomita. Una verdadera lástima siendo propietaria de un trasero mastodóntico que cobra vida propia cuando se pone en marcha. Aun así, la nativa de Nueva York de 37 años ha sabido manejar el poder visual de su retaguardia y darle juego a su peculiar cara angulosa. Complementos anatómicos por los que sigue siendo una MILF de bandera en sitios como Jules Jordan, donde sus incontrolables y trémulas nalgas son estímulo suficiente para que su ingente legión de seguidores no pierda la esperanza de verla algún día subastando la virginidad de su recto.